Cátedras de la UdG > Medicina de Montaña > Presentación
Ir al contenido (clic en "Intro")
Cerrar
Menú
Identificación

Cátedra de Medicina de Montaña y del Medio Natural y Simulación Clínica

Presentación

Cátedra de Medicina de Montaña y del Medio Natural y Simulación Clínica

La medicina del medio natural es una disciplina que responde a la necesidad de ofrecer atención sanitaria a personas alejadas de los recursos sanitarios y frecuentemente en medio hostil. Los cambios en los factores de riesgo y en el estilo de vida (excursionistas diabéticos, ciclistas con stents coronarios..) han hecho aumentar el interés por esta disciplina.

Los factores que la caracterizan son

  • El medio: las condiciones ambientales extremas o de difícil control. Se refiere a los elementos naturales y a los factores humanos que influencian la fisiología del paciente y causan o agravan un problema médico  o producen la desestabilización de un problema preexistente. Entre los elementos naturales se pueden mencionar las situaciones meteorológicas extremas; entre los factores humanos se pueden mencionar las comunidades alejadas, las expediciones y las zonas de conflictos armados.
  • Los recursos limitados: además de la ausencia o insuficiencia de recursos adecuados, hay que determinar qué recursos son más funcionales en unas circunstancias particulares precisas. Los tratamientos ideales según las guías de práctica clínica habituales pueden no ser aplicables si se tiene en cuenta el peso, corta, funcionalidad y disponibilidad de los recursos. A menudo hay que improvisar (“el arte de lo posible”)
  • El retraso en la evacuación o en la llegada de la atención sanitaria definitiva debido a la distancia, la logística o los peligros.

Competencias: las competencias de la medicina del medio natural sobrepasan los límites de una sola disciplina y cogen elementos de la medicina de urgencias, medicina de familia, medicina del deporte, la cirugía ortopédica y traumatología, la salud pública y la medicina del viajero. Eso hace que la medicina del medio natural tenga unas competencias que conforman una práctica única que la diferencia claramente de sus componentes, como la medicina de urgencias, medicina del deporte, medicina rural, medicina de familia..

También a nivel de investigación, la exploración del efecto del medio natural sobre la salud ha abierto un amplio abanico de proyectos: exposición al frío y calor, tratamiento de las lesiones para animales y plantas, fisiología de los deportes de resistencia, manejo de los problemas médicos lejos de los recursos sanitarios o en medio hostil (diabetes..)

Esta disciplina ha recibido diferentes nombres: “Wilderness medicine”, “Medicina de montaña y de la extrema periferia”, “Médicine de montagne et ambiance exceptionnelle”.

Algunes Universitats amb Departament de “Wilderness Medicine” son Heidelberg, Leicester, Padova, Calgary, Utah, Stanford, New Mexico, Birmingham, Colorado, Cardiff, Varese y Glasgow. 

Actualmente con la simulación clínica se puede disponer de entornos virtuales para poder aprender múltiples técnicas médicas y quirúrgicas sin la presencia de pacientes reales. Estos entornos pueden ir desde escenarios clínicos diseñados con pacientes simulados (actores) con cualquier patología que se atienden en hospital o centros de atención primaria, y como es el caso de la medicina natural crear escenarios en cualquier entorno de montaña. También se utiliza para aprender y practicar técnicas de entrevista clínica o abordaje de otros métodos de tratamiento, hasta poder realizar técnicas de intervenciones quirúrgicas robotizadas sin la presencia de pacientes. Los avances tecnológicos (comunicaciones, ingeniería, etc.) actualmente nos permiten poder realizar técnicas clínicas muy complejas en entornos prácticamente iguales en los que presentan pacientes reales.

Lo que conseguimos es poder mejorar el aprendizaje al poder repetir tantas veces como sea necesaria la práctica sin crear peligros al paciente. Es decir, únicamente lo pondremos en práctica en un paciente cuando esté bien aprendida la técnica por parte del alumno. Por lo tanto, conseguimos mejorar la seguridad de los enfermos, lo cual siempre tiene que ser objetivo de nuestra práctica asistencial y uno de los valores a transmitir a los alumnos.

El alumno puede evaluarse él mismo sobre lo que ha hecho de forma adecuada o de todo aquello que considera que puede mejorar, o puede ser evaluado por parte de los tutores que supervisan la práctica o la técnica, directamente o mediante grabaciones de actuaciones.

El centro de habilidades está orientado prioritariamente a la formación de los estudiantes de ciencias de la salud de nuestra Universidad, y a la formación tanto en técnicas clínicas como docentes de los profesores. La colaboración con la formación de los médicos que se están formando como especialistas (MIR) tendría que ser otro de los potenciales de este laboratorio. Asimismo, tendría que ser referente en formación continuada y actualización permanente de los profesionales (medicina y enfermería) de los diferentes niveles de salud de nuestras comarcas.

Este entornos se pueden utilizar por valoración y aprendizaje de otros escenarios no tanto clínicos, en cuanto a que no van dirigidos directamente a los pacientes sino a los profesionales en general, como pueden ser la coordinación entre ellos, valoración de habilidades directivas, liderazgo clínico o profesional, entornos colaborativos y participativos, etc.